×
×

Gabriel Calvo

Gabriel Calvo

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 

Detalle autor

Biografía

GABRIEL CALVO es un intérprete, folclorista, juglar, bululú y editor español con más de treinta años de trayectoria dedicado a la recuperación y divulgación del cancionero tradicional, actividad que le ha convertido en una referencia de la música popular en España; en especial, en la divulgación de nuestro Romancero tradicional, género del cual se le considera uno de sus más grandes revitalizadores.

Un artesano de nuestra música oral y de autor, al que avalan trabajos discográficos de enorme aceptación popular, distinciones, infinidad de conciertos y un repertorio antiguo rescatado del olvido. Como conocedor y amante apasionado de la cultura tradicional española, ha publicado numerosos artículos relacionados con nuestra cultura oral y ofrecido más de un millar de recitales a lo largo de su vida artística.

Sobre su figura, el prestigioso crítico Fernando Neira, ha afirmado: “Gabriel Calvo es uno de los más grandes folcloristas de este país, como podrá corroborar cualquiera que haya seguido su trayectoria en el último cuarto de siglo”. (2020. Un disco al día)

El testimonio de su obra discográfica, extensa y variada, se documenta en una quincena de grabaciones dedicadas al folclore de su tierra y al romancero hispánico, trabajos en los que han colaborado reputados artistas plásticos, músicos e intelectuales; como el escritor y poeta Antonio Colinas, el grupo isleño Los Sabandeños, el ilustre folclorista Joaquín Díaz, el cantante uruguayo Jorge Drexler, el acordeonista Kepa Junkera o los cantautores: Víctor Manuel y Marina Rossell, amén de numerosos instrumentistas folklóricos, intérpretes y músicos entregados a divulgar la música de raíz, entre ellos, Maria Salgado, Carlos Soto, María Desbordes o José María Climent.

Gabriel Calvo ha proyectado su vida artística en dos vertientes. Una con La Fabulosa Retahíla, grupo formado por músicos de prestigio individual junto a los que fusiona pasado y presente al son del acordeón cromático, cuerdas, gaita y tamboril, dulzaina, gaita sanabresa, zanfona y un sin fin de cachivaches tradicionales. Con ellos ofrece recitales llenos de vida y tradición amalgamando ritmos y sones de su tierra y otras partes de la geografía española.

La otra vertiente, es la representación escénica divulgando el romancero, género al cual ha dedicado buena parte de su discografía y cuyas ediciones han derivado hacia montajes escénicos con dirección teatral, reinventando una nueva fórmula de proyectar la tradición oral. Antonio Colinas, define en breves palabras su entrega y pasión:

“Vivificar la tradición, ir más allá. Todavía es hoy el Romancero una de nuestras fuentes vivas y Gabriel Calvo ha llevado a cabo con tan felices como nuevos resultados: renovar esa tradición. Como Antonio Machado quería, palabra en el tiempo”

Su primer disco “Canciones de la Sierra de Francia” (1990), fue editado por la discográfica Sonifolk y el repertorio lo componen sones de la comarca salmantina de donde sus ancestros proceden. Ese mismo, año funda la empresa La Coda. Servicios Musicales y Culturales. S.L, promotora cultural cuya gestión empresarial le relaciona con numerosos grupos y solistas nacionales e internacionales: Carlos Cano, Aute, Labordeta, El Cigala, Eva La Yerbabuena, Milladoiro, Luar na Lubre, Mártires del Campás, Los del Río, Alberto Cortez, Wendall, Carmen Prieto, Magna Carta y un sin fin de nombres.

Después de ocho años, graba “La Sirena Dormida” (1998), un trabajo ambicioso que recoge viejos y nuevos romances adaptados y creados para la ocasión junto al letrista Juan Mari Montes. El disco contó con colaboraciones importantes, entre ellas la de Los Sabandeños y Joaquín Díaz, junto a un desconocido entonces Jorge Drexler en la antesala de su éxito posterior. Los arreglos fueron creados por Carlos Montero y Juan Cerro y entre los músicos de sesión hallamos a: Tino di Geraldo o Andreas Prittwitz. El trabajo se destacó en suplementos como El País de Las tentaciones del diario El País y fue presentado en una gira nacional que incluyó el Centro Cultural de la Villa de Madrid, con un programa previo y monográfico en Radio 3

Después vendrían trabajos de perfil más terruño “Canciones Populares de Salamanca”, disco-libro oficial de la Capitalidad de Salamanca Ciudad Europea de la Cultura (2002) ilustrado por ocho pintores locales. Ese mismo año coordina junto al productor Julio Palacios “Salamanca un cielo de músicas” (2002) y produce el CD “El pandero cuadrado de Peñaparda” en el que distintas gentes de Peñaparda ofrecen una muestra de su folklore local. A la par, edita un disco para la extinta Caja Duero titulado “El Lunes de Aguas” (2002), trabajo conceptual que recoge en sus letras, momentos, anécdotas y personajes idiosincráticos de la singular fiesta salmantina. El tema que da nombre al disco es todo un himno en Salamanca.

En el siguiente año participa en varios trabajos, entre ellos, el proyecto infantil de la SGAE “Son de niños” (2003) junto a Ana María Matute, Pilar Jurado, Luis Pastor, Joaquín Díaz, Marina Rossell o Javier Krahe. Posteriormente en esos años, Gabriel publica “Salamanca para Cantar y Bailar” (2005), una selección musical del cancionero charro que será su disco más vendido. Le sigue “Castillos y Leones” (2008) disco con título axiomático que reúne canciones populares de su comunidad.

Al año siguiente llega “Cuentos que se cuentan y se cantan” (2009). Se trata de una colección de romances nacionales con prólogo del poeta Antonio Colinas y textos del filólogo Jacobo Sanz Hermida, junto a las enriquecedoras colaboraciones de Víctor Manuel, Marina Rossell y Joaquín Díaz. Este disco, supuso un punto de inflexión en su carrera, comenzando con él, una línea creativa que marcará producciones futuras, tanto en lo musical como en lo editorial en pro del apasionante mundo del romancero y su revitalización estética.

Simultáneamente, compagina discos con entregas de contenido etnográfico. Así edita, “El Tamboril con Botas” (2011) “Cancionero Popular Taurino de la Provincia de Salamanca. Vol. I” (2011) “Castilla y León en el corazón” (2012), producido y editado por la Fundación Villalar, reuniendo una selección del cancionero de la comunidad de Castilla y León, o “Cancionero Popular Taurino de la Provincia de Salamanca. Vol. II” (2012) publicado en colaboración con el periódico provincial La Gaceta de Salamanca.

“Trovadores y Juglares” (2016) se edita firmado a dúo con su amigo y epígono Joaquín Díaz. Un trabajo cuyo formato realizado a mano es hoy un referente. En él participan La Fabulosa Retahíla, el cantautor vallisoletano Ángel Lévid y el acordeonista Kepa Junkera. El prólogo está firmado por José Miguel López presentador del programa Discópolis, Radio 3. De dicho trabajo, surgió el montaje escénico homónimo que narra la exégesis de un juglar que revela en el escenario, momentos esenciales por los cuales ha transitado.

Su último disco, “Folklorquiando” (2020), producido artísticamente por Carlos Soto, ex Celtas Cortos, está planteado desde el vértice donde convergen el conocimiento y la influencia que el romancero tradicional tuvo y subyace en la obra lorquiana. Un trabajo presentado en varios formatos, donde el folclorista desanda el camino inspirador del poeta, ahondando en su gusto personal y en la exhaustiva erudición que Federico García Lorca tuvo de los cancioneros editados hasta aquella época. La edición especial contiene un completo estudio del antropólogo Luis Diaz Viana titulado: “Compromiso e identificación de Lorca con lo Popular”. El proyecto está ilustrado por el reconocido pintor Florencio Maíllo, autor de la mayoría de portadas en la discográfica de Gabriel Calvo.

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)